Envíos, historias, sucesos

 

Instalación interactiva, fotografia, texto
Serie de fotografías y textos sobre dos listones de madera

Listones: 1.50m c/u. Fotografias: 13x9cm c/u
2019-2020
Lima

Envíos, historias, sucesos consiste en una investigación al interior del Servicio Postal de Lima (SERPOST), para la recuperación y reenvío de correspondencias no entregadas y que se encuentran almacenadas en el archivo. Envíos, historias, sucesos es una extensión a propósito (del proyecto previo Correspondencias 2017-2019), en el que se busca profundizar en el contexto social y político de las correspondencias encontradas desde un imaginario visual y textual. A ello, se suman un conjunto de cartas de las que su reenvío en el presente, resulta ya imposible debido a la inexistencia de la dirección que poseen.

Mediante una propuesta pedagógica, procesual y participativa, se busca abrir un enlace entre cada correspondencia y el contexto que impidió su entrega y que además determina su sentido.

La investigación profundiza en los cambios políticos en Perú entre los años 1940 y 1970, período caracterizado por dos flujos migratorios importantes (1940/1950) del interior del país a la ciudad de Lima. Y también, posteriormente, por el inicio de gobierno del general Juan Velasco Alvarado (1968), que llevaría un conjunto de iniciativas nacionalistas con fuertes reformas en el ámbito cultural y político, marcadas principalmente por el reconocimiento y la recuperación de raíces culturales prehispánicas. Ambos eventos, marcarían una producción importante en el imaginario del país durante aquel tiempo: imágenes de prensa o publicidad del estado, pero también dejaría rastro en las cartas y correspondencias emitidas durante ese tiempo; como una proyección de la subjetividad personal, entre deseo de progreso y análisis del entorno desde una perspectiva cultural.

A lo largo de la pared, se encuentran dos líneas paralelas de archivos; sobre la línea superior hay un registro fotográfico de fachadas de las casas correspondientes a las cartas recuperadas que nunca llegaron, pero que yo las dejé. Y además, imágenes en blanco, como una forma de representar las direcciones ahora inubicables e inexistentes donde no pude dejar las correspondencias. En el reverso (ya sea en las que llevan imagen y las que no) se develará el contenido de cada carta como un indicio del contexto en el que fue escrita.

En el listón de abajo, también se encuentran correspondencias con direcciones inexistentes, pero a diferencia de aquellas que tienen las portadas blancas de arriba, las de abajo tienen como portada una imagen correspondiente a material publicitario (periódicos, revistas), de la época de cuando fue enviada; fotografías que guardan intuitiva relación con el texto que lleva detrás.